¿Qué Vestido de Novia Comprar?

Seguramente has visto esos programas donde las novias van a escoger su vestido de novia, se enamoran de uno y entre lágrimas escogen el indicado, pareciera muy sencillo, pero no siempre es así. Actualmente el mercado está lleno de ofertas de todo tipo y puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza. Pero no te preocupes te revelaremos los secretos para que no falles al elegir el vestido que está hecho justo para ti.

Fija Tu Presupuesto

A todas nos encantaría tener un presupuesto ilimitado para escoger nuestro vestido de novia, pero no siempre es así; pero no pasa nada lo más importante es que establezcas cuánto quieres y puedes invertir en tu vestido de novia. En muchas ocasiones sucede que te enamoras de un vestido fuera de tu presupuesto y tienes que decidir entre dejarlo ir o sacrificar alguna otra cosa. Por esta razón es muy bueno que tengas definido cuánto quieres pagar y sobre ese presupuesto comienza a probarte vestidos. Existen muchos modelos de vestidos de novia baratos y tienen una calidad extraordinaria.

¿En Qué Momento Comprar mi Traje de Novia?

El tiempo indicado para buscar vestido de novia es entre 6 a 9 meses, pues te da oportunidad de probarte vestidos con calma, pensar en tu decisión y que llegue para comenzar con las alteraciones. No queremos que nos sorprendan complicaciones de última hora.

Conoce Tu Cuerpo

Siempre que te sientas a gusto da igual el vestido que selecciones. Pero ten en cuenta que según tu cuerpo puede haber modelos que te favorezcan más o menos. Encuentra tu categoría en las que te relacionamos a continuación:

  • Figura triangular: Busca vestidos con escote o v o con detalles lindos en la parte superior. 
  • Figura en forma de manzana: Escoge un vestido corte imperio.
  • Figura rectangular: Puedes optar por un vestido de falta amplia.
  • Reloj de arena: Un corte sirena o vestidos que resalten tu cintura son ideales.
  • Triángulo invertido: Busca un vestido en corte A, ceñido de la parte del torso y que se abra en la cintura. 
  • Novia petite: Busca un vestido línea A o un vestido recto que siga la forma de tu cuerpo. 

Que Vestido de Novia Va Con Tu Color de Piel

Tendrás que elegir bien el color, ya que no a todas las pieles les va bien el mismo tono. Aquí te dejamos algunas recomendaciones de colores y tonos de blanco:

Blanco puro: un blanco azulado y destellante. En España no se usa mucho, pero sí en otros países. Es el blanco de los vestidos de comunión. Perfecto para novias de tez oscura.

Blanco nieve: es un blanco radiante pero sin ese matiz azulado, el color de la nieve. Es el más parecido al blanco puro, aunque sigue siendo un color no muy popular.  Sin duda, favorece a las novias con tono de piel moreno.

Crudo/blanco roto: se trata del tono de blanco que más se utiliza por las novias. Es el color natural de la seda antes de someterla a tinturas. Un blanco apagado que favorece muchísimo, sobre todo, a las novias con tez ni muy clara ni muy morena.

Perla: similar al crudo con un tono cercano a la vainilla, no es muy fácil de encontrar pero es un tono elegante y muy fino. Este tono es el más utilizado por novias de más de 40 años. Ideal para mujeres que tienen la piel más morena.

Marfil: menos cercano al blanco puro que el perla, se acerca más al beige. Es uno de los tonos de blanco más favorecedores ya que es el más cálido. Si tienes la tez muy blanca, lo mejor es que apuestes por el color marfil.

Champán: suavemente dorado, como la bebida que lleva su nombre. Este sí que no le sienta bien a todos los tipos de piel, pero a la piel morena, le sienta realmente espectacular. 

Nude: es el color de la piel, no se suele utilizar como tono principal para el vestido pero sí para combinaciones de color con blancos o crudos, con bordados o encajes que simulan efecto tattoo.

Rosa empolvado: no es blanco como tal, pero se utiliza mucho en los vestidos de novia con aire vintageEs un rosa con mezcla de beige y blanco, muy suave. Una de las mejores opciones para las novias de piel más clarita.

¿Cómo va a ser tu boda?

Antes de elegir el vestido de novia,  debes de tener claro algunos aspectos de tu boda como dónde se realizará, si será al aire libre o en un espacio cerrado, de día o de noche, la estación del año, el estilo de la boda, qué tan formal o casual es, etc.  Todo esto influye para escoger un vestido que vaya de acuerdo al estilo de tu boda. 

Pruébate varios modelos y estilos

Puede ser una ventaja considerable que ya tengas en mente algún modelo que te guste, esto ayuda mucho en las tiendas para que te muestren vestidos, sin embargo, ¡no te quedes sin probar varios estilos! A muchísimas novias les sucede que van buscando un estilo y se llevan algo completamente diferente. Muchas veces cuando llegamos a las tiendas vemos cosas que no hemos visto nunca. Así que aprovecha la oportunidad y pruébate todos los vestidos que necesites, puedes ir observando qué te gusta de cada uno y así ir descartando.

Un vestido de novia cómodo

El día de la boda suele ser un día donde reina el nerviosismo y el ajetreo. En ocasiones hay vestidos de novia hermosos, pero que no son muy cómodos. Piensa que lo llevarás por muchas horas, puede ser que no lo sientas cómodo, que no te puedas sentar o que al cabo de 2 horas ya te lo quieras quitar; por eso busca uno que se adapte a tu boda y que tenga el equilibrio entre comodidad y funcionalidad. Puedes valorar vestidos de novia cortos, los vestidos de novia con mangas largas o los vestidos de novia informales.

Tu traje de novia refleja tu personalidad

Concéntrate principalmente en que tu vestido de novia no se convierta en un disfraz. Refleja en el tus gustos, tu personalidad y tu estilo. Es tu oportunidad de invertir en una pieza única para un momento especial.

¿Qué tipo de novia eres?

Clásica: eres una novia clásica si apuestas por lo tradicional, por aquello que no pasa de moda, sencillo pero elegante y sofisticado. Este tipo de novias siempre elegirán un diseño con cuello barco o escote en V acompañado de velo y joyas como perlas o diamantes.

Romántica: son delicadas y sencillas. Las novias románticas suelen elegir vestidos de tul o gasa con bordados de lo más románticos con motivos florales.

Boho: las novias que se casan en la playa o al aire libre apuestan por un vestido boho o vestido de novia hippie, para darle un estilo hippie a su look, con tejidos  ligeros y vaporosos, y complementos como coronas florales.

Vintage: eres una novia vintage si te encantan los estilos antiguos, los encajes y los vestidos victorianos. Buscan el tejido más espectacular (incluso heredado) que le dé ese aire vintage a su look.

Moderna: la novia moderna quiere darle un toque vanguardista a su look, es atrevida y apuesta por cortes asimétricos en su vestido, incluso por vestidos de novia cortos o grandes aberturas.

Busca en varios lugares

Si estás planeando una boda que sea única y diferente, quizás no sea tan fácil que encuentres tu vestido en las tiendas tradicionales de novias, busca otras opciones. Puedes encontrar vestidos de novias de todo tipo, con algunos diseñadores fuera de tu ciudad, en páginas de internet, tiendas departamentales e incluso vestidos seminuevos. 

Conclusión

El vestido que luzcas en tu boda, debe ser un fiel reflejo de tu personalidad, pero también es importante que te sientas cómoda con él y que se adapte a tu figura, resaltando las zonas que más te gusten y disimulando aquellas que menos te agraden. En nuestro menú puedes encontrar selecciones de vestidos de todos los modelos. ¡Encuentra el vestido de tus sueños!

Artículos Relacionados

Deja un comentario